¿Por qué la salud sexual es importante?

La salud sexual puede verse afectada por diversas infecciones y enfermedades que se relacionan con la actividad sexual, el área genital y los órganos reproductores. En algunos casos, estas infecciones son agudas y se tratan fácilmente. Sin embargo, algunas infecciones de transmisión sexual (ITS) pueden durar toda la vida o dar lugar a afecciones crónicas que afectan su calidad de vida y capacidad reproductiva.

En muchos casos, las ITS no causan síntomas, pero, de todas maneras, pueden transmitirse entre parejas sexuales. Las ITS aumentan el riesgo de contraer el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), una enfermedad crónica que requiere tratamiento de por vida. En los hombres, las ITS pueden generar dolor de próstata crónico, dolor de escroto, complicaciones del tracto urinario e infertilidad. En las mujeres, las ITS también pueden generar numerosas complicaciones reproductivas, como enfermedad inflamatoria pélvica (PID), que puede causar embarazo ectópico, dolor pélvico crónico, parto prematuro e infertilidad.

¿Qué enfermedades se relacionan con la salud sexual?

La mayoría de los casos de ITS incluyen clamidia, gonorrea, tricomoniasis, Mycoplasma genitalium, así como diversas infecciones del tracto urinario y la vagina. La mayoría de estas infecciones afectan tanto a hombres como mujeres.

¿Cuán frecuentes son las ITS?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estiman que se producen alrededor de 20 millones de nuevas infecciones de transmisión sexual (ITS) cada año en Estados Unidos, y que a los hombres en particular no se les realizan las pruebas de ITS adecuadas.

Pruebas de salud sexual de BioReference

Como cada patógeno de ITS requiere un fármaco diferente para su tratamiento, es importante conocer el estado de salud sexual. BioReference ofrece perfiles de salud sexual para hombres y mujeres que brindan a los médicos resultados completos de múltiples organismos, con muestras fáciles de recoger (sangre y orina), sin necesidad de los hisopados vaginales o uretrales tradicionales.

Cuándo realizarse la prueba

Cualquier persona puede tener una ITS o infección en los órganos genitales o urinarios. Si tiene dolor al orinar, durante las relaciones sexuales, dolor genital, dolor pélvico, sangrado genital o secreción genital, debe realizarse pruebas de ITS o infección urinaria/genital. BioReference ofrece una prueba simple que puede realizarse con una muestra de orina y proporciona un diagnóstico rápido y fácil.

Ciertos factores también pueden generar mayor riesgo de ITS y enfermedades genitourinarias. Si tiene una nueva pareja sexual o múltiples parejas sexuales, tiene menos de 25 años o sexo sin protección, tiene un riesgo mayor de contraer infecciones por ITS y VIH.

El diagnóstico y tratamiento apropiados de las ITS son clave para evitar la transmisión a su pareja sexual. Hable con su médico para confirmar si las pruebas son adecuadas en su caso.