Cáncer de piel: el cáncer que puede verse

El verano en los Estados Unidos está volviendo a la normalidad de manera segura con una vacunación contra la COVID-19 cada vez mayor en todo el país. Ahora, los estadounidenses se sienten más cómodos al pasar tiempo fuera de sus casas. Mientras disfruta del verano con familiares y amigos, recuerde protegerse a sí mismo y a sus seres queridos contra los efectos nocivos de los rayos UV con “FPS”.

Cáncer de piel

El cáncer de piel es el cáncer más frecuente en los Estados Unidos, y millones de nuevos casos se diagnostican cada año. Generalmente, el cáncer de piel comienza en áreas expuestas al sol, como el rostro, las orejas, el cuello, los labios y el dorso de las manos. Aunque es muy frecuente, el cáncer de piel es uno de los más prevenibles y altamente tratables si se detecta a tiempo.

Protección contra los rayos UV:

Según los Centros para el Control de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la exposición a los rayos ultravioletas (UV) es el factor de riesgo más prevenible para el cáncer de piel. Los rayos UV provienen del sol, las camas solares y las lámparas solares, y pueden dañar las células de la piel. La protección contra los rayos UV es fundamental durante todo el año, no solo en verano. Estas son algunas maneras de protegerse contra los efectos nocivos de los rayos UV:

  • Permanecer a la sombra entre las 10 a. m. y las 4 p. m. (hora de verano) (9 a. m. a 3 p. m., [hora estándar])
  • Usar ropa protectora que cubra los brazos y las piernas
  • Usar un sombrero de ala ancha que dé sombra al rostro, las orejas y el cuello
  • Usar lentes de sol envolventes que bloqueen tanto los rayos UVA como UVB
  • Usar un protector solar de amplio espectro con factor de protección solar (FPS) de 15 o más

Cómo detectar el cáncer de piel:

El cáncer de piel es un cáncer que se puede ver. Y no todos los cánceres de piel tienen el mismo aspecto. Un cambio en la piel es el signo más común de cáncer de piel, que podría ser:

  • una mancha, crecimiento o bulto en la piel, ya sea nuevo, más grande o que ha cambiado.
  • una llaga que sangra o no se cura después de varias semanas.
  • un área roja áspera o escamosa, que puede tener una cáscara o sangrar.
  • un crecimiento parecido a una verruga.
  • un lunar (u otras manchas en la piel) nuevo o que ha cambiado de tamaño, color o forma.
  • un lunar con forma irregular o áreas de diferentes colores.

Se recomienda realizarse un autoexamen regular al menos una vez al mes para controlar los cambios en la piel. Si advirtió cambios anormales en la piel, programe una cita con un dermatólogo. BioReference|GenPath ofrece pruebas de diagnóstico de cáncer de piel y análisis de detección de cáncer hereditario para el melanoma, uno de los tipos de cáncer de piel más frecuentes.

Si es proveedor de atención médica, haga clic aquí para convertirse en cliente y poder comenzar a solicitar pruebas de BioReference y GenPath hoy mismo.

Fuentes:
Skin Cancer Foundation https://www.skincancer.org/early-detection/
Sociedad Americana Contra el Cáncer https://www.cancer.org/
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedadeshttps://www.cdc.gov/cancer/skin/

Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software